jueves, 12 de julio de 2007

El lujo de la infelicidad

La infelicidad es un auténtico lujo espiritual... Llega después de cualquier tipo de desdicha... llega mucho después. La gente, y cuando digo gente nunca me refiero a ti, no tiene nadie con quien hablar. Porque nadie quiere verse envuelto en algo que le pueda perturbar su plácida existencia. Así que en este gran festín de Babette en que vivimos, la infelicidad es la conversación de sobremesa con uno mismo. No es algo que te pongas en el estomago, es insustancial. Pero puede ahogarte...
El reverendo o la adivina son personajes de carnaval con un ego ensanchado por sus propios aplausos... pertenecen al imperio burlesque...

http://www.youtube.com/watch?v=Zqu3U05tkAw

1 comentario:

amazing dijo...

burlesque -- parece lo mas alejado a la infelicidad. Aunque también lo más alejado a lo creible

http://en.wikipedia.org/wiki/Burlesque


Y si uno sigue buscando, ahí está Don Martini - lo más apropiado tanto para una noche burlesque como una siciliana

http://en.wikipedia.org/wiki/Dirty_Martini