viernes, 22 de junio de 2007

Una caja azul


...las mujeres a las que en realidad amamos son las mujeres que nos completan, las que poseen cualidades que podemos tomar en préstamo y así estar un poco más cerca de convertirnos en hombres de una pieza. Nosotros las completamos de la misma manera. Robertson Davies


El amor no consiste en duplicar nuestras ganancias y nuestras perdidas... Me he convertido en devoto de este autor, maestro del teatro de la vida, irónico, audaz e inteligente. Arranca modernidad, intelectualidad, pasión y vulgaridad del formato más clásico de novela.
Esta mañana mi sueño era llevarme sus libros a La Habana, leerlos en la terraza de Ernesto, con un ronecito... Pasear por esas calles, dejar que el sudor ámbar del sexo en la noche habanera haga de ti y de mi amantes caribeños. Dejo un vestido, en una caja azul encima de tu cama...

http://www.librosdelasteroide.com/datos/pdf/25.pdf


2 comentarios:

amazing dijo...

iluminada!!!

amazing dijo...

nada más, y nada menos.